Cambiando de segunda piel (II) - Magda Barceló
2350
post-template-default,single,single-post,postid-2350,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Cambiando de segunda piel (II)

Cambiando de segunda piel (II)

(continúa del post anterior)

Sentir como portal a tu razón de ser

Sentir también es un portal para indagar sobre tu propósito, sobre la razón por la que existes. Este tema es la piedra angular de mi práctica de coaching además de la exploración central del libro que estoy escribiendo. Por ello te pregunto: ¿Cuando es que te sientes más vivo, energizado? ¿En que momentos sientes que tu vida tiene sentido? ¿Qué haces y como? ¿De qué forma está esto relacionado con tu propósito aquí?

Conectando con tu forma de hacer

Considerar estas preguntas y abrirte a lo que sientes te conectará con tu forma única de hacer las cosas, sin importar cuan grande o pequeño sea tu empeño. Así fue en mi caso, al permitirme sentir el vértigo ante la tarea que tenía delante. Podía haberlo tirado todo y no pensar más en ello, pero no me hubiese sentido yo misma al hacerlo. Es más, al hacerlo me acerqué más a mi misma, a mis valores y mi forma de ser. 

La vida nos ofrece oportunidades constantes para convertirnos más en nosotros. Una forma de pasarlas por alto es etiquetando sutilmente cada empeño como trascendente o intrascendente. Importante o sin importancia. Esto crea una experiencia limitada en la que das tu atención plena a lo importante y la retiras cuando crees que no lo es. Sin embargo, la vida transcurre en cada momento. En cada momento. Y tu razón de existir tiene la capacidad de manifestarse también en cada momento. Mientras te atas los zapatos. Mientras friegas los platos. Mientras llevas los niños al cole. Mientras lees este post. Cada uno de estos momentos está embarazado. Contiene todos los elementos para abrirse a través tuyo de forma única. Pero para hacerlo necesita tu atención. Tu atención plena. Sentir, escuchar, recibir. Responder a la invitación de abrirte a una forma tuya, plena y auténtica de hacerlo. Cuando hablo de abrirte no significa hacer una lista de opciones en tu mente y elegir estratégicamente una de ellas, sino más permitirte algo que de alguna forma ya está allí, pero que necesita de tu atención para mostrarse, para revelarse. 

Mirada interior

Te invito a poner la atención en algo que consideres poco importante. Y cuando vayas a vivirlo o a hacerlo, darle toda tu atención. Simplemente observa. Tus pensamientos, las sensaciones en tu cuerpo, tus emociones. Ahora, considera esta pregunta: ¿Qué quiere mostrarse a través tuyo en este momento? ¿Qué quiere manifestarse a través de tu atención? ¿Cómo puedes participar en ello?

2 Comentarios
  • Maite O
    Publicado a las 06:36h, 04 julio Responder

    Magda,
    Qué fácilmente me evocan tus palabras cuando las leo.
    Y esta frase es preciosa “Cada uno de estos momentos está embarazado. Contiene todos los elementos para abrirse a través tuyo de forma única.”

    Gracias por este momento de serenidad,

    • Magda Barceló
      Publicado a las 17:00h, 04 julio Responder

      Gracias por tu apreciación Maite, me conecta a ti y a tu instante vital.